¿Te gustaría llevar una vida que no involucre tortura animal? ¿Una vida que beneficie al medio ambiente y al planeta? ¿Una vida que beneficie tu salud? ¿Una vida más ética? ¿Una vida sin sufrimiento? Si es así, es tiempo de adoptar un estilo de vida vegano. 

 

Todos estamos conscientes de la discriminación que han vivido los judíos, los negros y las mujeres, ¿pero que tal la esclavitud que viven los animales día a día en la industria cárnica, de lácteos y de huevo? El racismo y la discriminación no han acabado y se sigue viendo día a día en los mataderos, donde los animales son tratados como si no tuvieran sentimientos, torturados, desmembrados y matados sin piedad.

 

Si todos entendemos que los animales tienen piernas para caminar, orejas para escuchar, boca para comer, nariz para oler, órganos para procrear, ¿porqué habríamos de pensar que su mente no sirve para pensar, sentir, razonar y entender? Cuando éramos chiquitos respetábamos a los animales, éramos compasivos con ellos, nos molestaba si alguien los lastimaba; pero alguien llegó a enseñarnos a ser envidiosos y egoístas con ellos.  Imagínense nacer y desde ese día, estar condenado a muerte con tu ejecución ya planeada. Eso es lo que viven diariamente los pollos, puercos, pavos, vacas y demás animales. Es hora de respetar a nuestros compañeros de la tierra adoptando un estilo de vida vegano. Cada uno de esos seres vivos merece vivir y ser respetado, la única diferencia es que no pueden hablar para defenderse de todas las injusticias que viven.

 

¿Una vida que beneficie al medio ambiente y al planeta? La primera causa del hambre que se vive en el mundo es debido a la gente que come carne. El 65% de los granos del mundo se utilizan para alimentar alrededor de 53 billones de animales de tierra que son asesinados cada año en el mundo. Lo anterior es una cifra irónica, ya solamente somos 6.5 billones de personas en el mundo. Los granos que alimentan a estos animales podrían alimentar alrededor de ocho veces a la población entera. Además, gran porcentaje del agua es utilizado en la industria cárnica. Un pedazo de steak utiliza lo equivalente a lo utilizado en bañarte cincuenta veces. En una sola comida vegana, se ahorrarían 3000 galones de agua.

 

¿Una vida que beneficie tu salud? Los seres humanos creemos que somos carnívoros, cuando en realidad fisiológicamente somos 100% herbívoros. El largo de nuestro intestino es equivalente a la proporción del largo de todos los herbívoros, ya que el de los carnívoros es mucho más corto para poder eliminar rápidamente el colesterol, las grasas, étc. Nuestros dientes son planos igual que los de los herbívoros y sí, ellos también tienen colmillos y molares. Nosotros poseemos enzimas digestivas de carbohidratos en la saliva, por lo cual nuestra alimentación debería basarse en frutas, verduras, granos, legumbres, entre otros. Nuestra mandíbula va de lado a lado al masticar, mientras que la de los carnívoros abre y cierra sin moverse a los lados. Tampoco poseemos garras, ni instintos de carnívoros o omnívoros. ¿Entonces, de dónde creen que vienen todas las enfermedades como el cáncer, la diabetes, los ataques cardiacos, problemas del riñón, la arterosclerosis, la obesidad y la osteoporosis? Un ejemplo claro es que al momento de entrar al cuerpo, la proteína animal convierte nuestra sangre en ácida, pero nuestro cuerpo ha logrado neutralizar tal acidez por medio del fosfato. Sin embargo, el hueso está compuesto por calcio y fosfato y al momento de quitarle ese fosfato al hueso trae consigo la osteoporosis.

 

← Artículo Anterior